Noticias Liga

La locura y pasión de los hinchas en el clásico cruceño

La locura y pasión de los hinchas en el clásico cruceño

Fuegos artificiales, bengalas, cánticos, banderas, y aliento incesante. El hincha de Blooming y Oriente Petrolero fue, nuevamente, un punto altísimo del clásico cruceño.

El resultado pareciera no importarles. Fieles, eufóricos, pasionales, 'locos'. Así es el hincha cruceño, especialmente el de Blooming y Oriente Petrolero. No es una novedad, pero cada clásico cruceño el hincha es noticia por su aliento incesante.

El estadio Tahuichi Aguilera se convirtió en el epicentro del fútbol boliviano con el enfrentamiento entre Blooming y Oriente Petrolero en el clásico cruceño número 199. La pasión desbordante de los hinchas de ambos equipos creó un ambiente electrizante que marcó la previa y el desarrollo del encuentro.

Desde las primeras horas de la tarde, los seguidores de Blooming y Oriente Petrolero inundaron las calles cercanas al estadio con sus banderas al viento, trapos alusivos a sus equipos y cánticos ensordecedores que anticipaban la intensidad del clásico.


En el recibimiento previo al encuentro, aparecieron las bengalas y fuegos artificiales. Los hinchas dieron un espectáculo visual único, pintando el cielo de colores y elevando la temperatura emocional de la ciudad.

El estadio Tahuichi Aguilera, testigo de innumerables batallas futbolísticas, lució colmado hasta el último rincón. La asistencia masiva de los seguidores de ambos equipos confirmó el arraigo y la pasión que despierta el fútbol en Santa Cruz. El ambiente vibrante y cargado de adrenalina se mantuvo constante durante toda la previa, con cánticos, cánticos y más cánticos que retumbaron en las gradas y en los corazones de los presentes.


El pitido inicial no hizo más que elevar la tensión en el estadio. Con cada jugada, cada pase y cada remate, el público estallaba en júbilo o angustia, reflejando la intensidad del enfrentamiento sobre el terreno de juego. Los minutos transcurrieron entre momentos de dominio alterno y oportunidades de gol que mantenían en vilo a los espectadores.

En este clásico cruceño 199, otra vez un punto altísimo fue el hincha de Blooming y Oriente.


Comentarios

Comentarios